Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘Sin tu mirada’

La nueva vida de Lino

El joven se traslada a la capital para luchar por el amor de Vanessa que, al saber que no tiene trabajo y canta en la calle, lo rechaza. Nova. Del 30 de abril al 4 de mayo. 16.45h

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

La nueva vida de Lino

La vida de Paulino desde su llegada a la capital no está siendo fácil, ya que a la falta de trabajo se suma la paliza que le propinan unos delincuentes  para robarle la cartera. Por suerte, mientras canta en la calle se cruza con Marina, Damiana, Baldomero y Toribio y les propone vivir juntos. “Te amo y  no voy a renunciar a ti. Ya conseguí trabajo en una bodega”, miente cuando horas después se cita con su amada Vanessa en un parque.

Susana, que teme que ambos jóvenes puedan estar viéndose a escondidas, amenaza a su hija: “Más te vale que no me traiciones porque no sabes de  lo que soy capaz”. Además, la presiona para que conquiste de nuevo a Alberto: “Tienes que casarte con él. Nos queda muy poco dinero para seguir guardando las apariencias”.

Desesperado por dar con Marina, Isauro mantiene vigilados a Toribio y Baldomero. Lo que no sabe es que este último lo ha descubierto así que decide  renunciar a su trabajo en el panteón.

Al anochecer, Vanessa sale con Alberto a un restaurante y se queda impactada cuando se encuentra en la puerta a Paulino cantando. Este trata de  explicarse, pero la joven no se lo permite: “¿Cómo pudiste mentirme? Me parece indigno que estés en la calle para ganarte unos pesos”.

Con el paso de los días, la complicidad entre Alberto y Vanessa aumenta y en un arrebato, se besan. “Somos novios. Decidimos intentarlo de nuevo”,  comunican a sus familias. Mientras don Luis y Susana festejan, Prudencia se  muestra contrariada. “La lastimaste y vas a volver a hacerlo de nuevo. Deberías tomar las cosas con calma”, aconseja a su hijo.

En la prensa no tarda en publicarse la noticia de su boda y Alberto se molesta. “Hasta que no estemos seguros no daremos ese paso. Sé que todavía falta mucho”, lo tranquiliza su novia. Entre tanto, Marina empieza a tener contracciones en su puesto del mercado y Damiana debe asistirla para dar a luz a un precioso varón. Cuando los servicios de emergencias llegan comprueban que ambos están en perfecto estado de salud y una vez en el hospital, Prudencia la visita sin poder contener la emoción.

Con la esperanza de que se reconcilien, la mujer avisa a Alberto. Sin embargo, nada más lejos de la realidad ya que él insiste en confirmar quién es el padre e incluso le pide al doctor López que le tome una muestra de sangre al bebé. “Cógelo y vas a tener la misma certeza que yo. Es hijo tuyo”, asegura Marina.

Por si fuera poco, Isauro se cuela en la clínica dispuesto a robarle el bebé a su protegida. Una enfermera lo descubre y, para impedirlo, avisa a seguridad. A su regreso a casa, don Luis enfrenta a Prudencia para saber dónde ha estado y lleno de celos, la amenaza: “Si te atreves a engañarme con otro te echo a la calle”.

Lejos de amedrentarse, ella le dice que tiene el dinero que le dejaron sus padres y que a partir de ahora, empezará a manejarlo. Después de que Paulino la rechace cansado de desprecios, Vanessa enfrenta a su madre: “Por tu culpa perdí al amor de mi vida. No voy a casarme con Alberto”. Fuera de sí, Susana la golpea y la joven sufre una crisis nerviosa.

Esa misma noche, la señora sale a cenar con don Luis y se le insinúa. Incapaces de reprimir su deseo, se besan y terminan haciendo el amor. “Nuestra relación debe ser secreta”, pide él.

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos