Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘Papá a toda madre’

¡Arruinados!

Los Barrientos se quedan sin ahorros después de que Toño invierta todo en la cooperativa. Nova. Del 13 al 17 de agosto. 19.00h

Imprimir

¡Arruinados!

La adicción de Baldo con las drogas es cada vez mayor. Un día, recibe una llamada del hombre que le vendió la cocaína pidiéndole los mil pesos que le debe. Asustado, el joven decide robar el dinero de la cartera de Dulce, pero ella lo sorprende y lo amenaza con acusarlo de robo: “No vuelvas a meterte en mi camino o tu padre se enterará del maldito  ladrón que tiene por hijo”. El joven no se amedrenta y la abogada va a denunciarlo ante la policía aprovechando la visita de unos agentes a la vecindad.

Ajeno a todo, Mauricio, que ya se ha reconciliado con Renée, suplica ayuda a esta con el fin de luchar por la custodia de Anifer: “María tuvo que reconocer ante el juez que mintió  a la niña diciéndole que yo era su padre, esto solo beneficiará a Fabián para que se quede con su tutela. Tengo que hacer algo pronto”. Su amada intenta consolarlo, aunque sabe  que la situación es bastante difícil.

Por otro lado, los Barrientos no están viviendo su mejor momento. Tras ser despedidos de su empresa, Verónica comienza a preocuparse por los problemas económicos de la  familia y los constantes gastos, más todavía cuando Toño se atreve a confesarle un secreto: “Invertí los ahorros que teníamos en la cooperativa. Nunca pensé que nos echarían,  por eso me atreví a hacerlo. Estamos en la ruina absoluta, nos tenemos nada en este momento”.

Después de varios días, la tensión entre Jorge y Kika ha disminuido. Turrubiates, que se ha dado cuenta de lo injusto que ha sido con su novia, va a su hotel a pedirle perdón: “No  me he portado como debería y lo siento mucho”. La empresaria acepta sus disculpas, pero le advierte que solo volverá con él cuando eche a su esposa de su casa.

Acto seguido, Braun se dirige al domicilio de López-Garza para firmar el contrato que la convertirá en la nueva socia de Anitoys. “Gracias por darme esta oportunidad, es algo que me encanta, de verdad”, dice muy emocionada.

Finalmente, Pablo y Lili se van a vivir juntos. Tras ver el nuevo apartamento, la muchacha se muestra desilusionada. “Es un cuartucho, no tenemos espacio para nada ¿Cómo vamos  a estar aquí los tres cuando nazca el bebé?, pregunta. El mecánico, lejos de enfadarse, se muestra comprensivo e intenta hacerla entrar en razón: “Sé que es duro para ti, pero esto  es solo hasta que encontremos algo mejor. Es lo único que puedo pagar ahora mismo, entiéndeme”.

Te puede interesar

Ver más articulos