Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

La actriz, que interpreta a Claire Underwood, toma el mando tras la expulsión de Kevin Spacey en la sexta y última temporada de la serie de Netflix

Robin Wright ya es presidenta en 'House of Cards'

El Despacho Oval tiene nueva inquilina. Claire Underwood da un paso al frente y asume la presidencia borrando cualquier rastro de Frank, su marido, interpretado por Kevin Spacey. Firme y decidida, Robin Wright avisa en la presentación de la sexta temporada: "Empezamos"

Redacción
Imprimir

Robin Wright ya es presidenta en 'House of Cards'

Frank Underwood ya es historia. Netflix ha lanzado el trailer promocional de la sexta y última temporada de House of Cards en el que vemos por primera vez a Claire Underwood como presidenta de los Estados Unidos. La serie avanza en la línea del capítulo final de la quinta temporada, cuando Claire traiciona su promesa de perdonar públicamente a Frank una vez que éste se ve obligado a dimitir tras ser acusado de conspirar contra el anterior presidente Garrett Walker. El plano final del personaje de Robin Wright mirando a cámara, algo que antes solo había hecho el presidente, y diciendo: “mi turno”, ya sugería un relevo necesario para muchos de los fans de la ficción de Netflix.

 

We’re just getting started.

Una publicación compartida de House of Cards (@houseofcards) el

La sexta temporada, que está previsto que vea la luz en otoño, cierra la ficción y devuelve el puesto de trabajo a las aproximadamente 2.000 personas implicadas de alguna forma en la serie, como aseguró Ted Sarandos, director de contenidos de Netflix. Antes de estallar el escándalo en el que se vio envuelto su protagonista, Kevin Spacey, estaba previsto que la producción se pusiera en marcha de nuevo en octubre, pero todo cambió cuando el actor estadounidense Anthony Rapp, de 46 años, acusó a Spacey de agredirlo sexualmente en 1986. Rapp tenía entonces 14 años y Spacey, 26. Posteriormente, varios trabajadores de House of Cards acusaron a Spacey de crear un ambiente de trabajo "tóxico" y de comportarse como un "depredador sexual". Entonces, los responsables de la plataforma de pago lo tuvieron claro: “Netflix no estará implicado en ninguna producción de House of cards que incluya a Kevin Spacey”, comunicaron. El coste de esta decisión se estima en unos 39 millones de dólares (casi 32 millones de euros) en relación con dos proyectos del actor caído en desgracia: la sexta temporada de House of cards que ya estaba en marcha y la película Gore.

Robin wright house of cards

A partir de ese momento, los guionistas se pusieron manos a la obra para reescribir la temporada final eliminando la figura de Frank Underwood y centrando las tramas por completo en Claire, personaje interpretado por Robin Wright. También recortaron el número de capítulos, dejando la nueva temporada en ocho episodios frente a los trece inicialmente previstos. Una vez decidido el destino de sus protagonistas, todo el equipo se puso a trabajar. Habrá que esperar al estreno para ver cual ha sido la salida que le han dado al ex mandatario, pero la propia Robin Wright dio algunas pistas al poner en boca de su personaje en la ficción su opinión sobre el final de su corrupto marido: "Mi ex marido se deshonró, deshonró esta oficina y deshonró este país. Estamos todos mejor sin él", aseguró en una entrevista en el periódico británico The Observer.

Hasta el momento, la actriz ha evitado hablar sobre el escándalo que ha acabado con la carrera y la reputación de Kevin Spacey. Activista en pro de las mujeres y co fundadora de la organización solidaria Pour les Femmes, llama la atención su silencio. Algo que no hizo tiempo atrás cuando denunció la brecha salarial que existía con su compañero de reparto, que ganaba 80.000 dólares más que ella por capítulo. "No me gusta que me engañen", explicó. "A nadie le gusta. Es un trabajo tan dominado por hombres. Y hace falta que cambie la condición de los hombres. Una reeducación. Una nueva forma de pensar. Una nueva filosofía. Creo que tiene que pasar en todas las industrias, cuando estamos haciendo lo mismo que los hombres y aun así nos pagan menos". La respuesta a este misterio puede estar en que Robin Wright, que es productora ejecutiva de House of Cards además de directora ocasional de la serie desde la segunda temporada, simplemente ha querido mantenerse en la línea de la respuesta oficial ofrecida por Netflix.

 

Ahora, una vez al mando de la Casa Blanca y con el poder en sus manos, la actriz ha retomado un personaje tan oscuro como el de su depuesto marido en la ficción dispuesta a darle un final digno a una serie que le ha dado muchas satisfacciones. La propia actriz anunciaba el final de la grabación en sus redes sociales con un emotivo mensaje: "El viernes pasado terminamos de grabar la temporada final de House of Cards. Trabajar con este equipo ha sido una alegría absoluta. ¡Nos convertimos en una familia y echaré de menos a todos y las risas sin fin!"

Te puede interesar

Ver más articulos