Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Se verá en Cosmo desde el domingo 24 de junio

Natalie Dormer y 'El misterio de Hanging Rock'

Ambientada en Australia, en 1900, 'El misterio de Hanging Rock' narra el extraño caso de tres jóvenes y una profesora cuyo rastro se pierde en una excursión a las montañas.

Óscar Cabrera / Fotos: Sarah Enticknap
Imprimir

El misterio de Hanging Rock

Las montañas de Hanging Rock, conocidas como el monte Diógenes, son una estructura volcánica de seis millones de años a 70 km de Melbourne, en Australia. Sus formas, que a veces parecen caras humanas, y la belleza del entorno, desprenden un halo de misterio y magia que la escritora Joan Lindsay utilizó para ambientar su novela Picnic en Hanging Rock, hace 51 años.

natalie-dormer

El director Peter Weir (Único testigo, El club de los poetas muertos…) compró sus derechos en 1973 por solo 100 dólares para realizar, dos años después, una de las pequeñas joyas del cine fantástico. Ahora, la compañía  australiana Foxtel, con la británica BBC y Amazon Studios, han producido una adaptación de la novela en seis episodios que en España estrena COSMO la noche del domingo 24 y que protagoniza Natalie Dormer, de nuevo ceñida por corsés como en Los Tudor y Juego de tronos.

Última década del siglo XIX. Hester Appleyard (Natalie Dormer), una elegante y altiva viuda inglesa, llega al condado de Macedon, Australia, para comprar una y aislada mansión donde fundar una escuela de señoritas y, de paso, huir de su pasado en Londres. "No hay nada como vestirte de un personaje para transformarse", dice sobre su maravilloso atuendo negro que provoca la compasión de todo el pueblo.

cosmo-hanging-rock

Seis años después, el Colegio Appleyard se enorgullece de su gran prestigio como bastión de la Inglaterra victoriana en el otro extremo del mundo, donde se educan diez adolescentes. Tres de ellas, íntimas amigas, Irma Leopold (Samara Weaving), Marion Quade (Madeleine Madden) y Miranda (Lily Sullivan) son las otras protagonistas de la historia.

hanging-rock-cosmo

El día de San Valentín de 1900, las alumnas convencen a la directora para organizar una excursión al sugestivo paraje de  Hanging Rock. Allí las tres amigas y una de las institutrices, la señorita McCraw (Anna McGayan), desaparecen sin dejar rastro.

Minutos antes, los relojes se habían parado a las doce del mediodía y el resto de las chicas habían caído en un sueño profundo e inexplicable. El joven Michael Fitzhubert (Harrison Gilberston), noble inglés, es el último en verlas con vida.

cosmo

Definida por la crítica británica como un onírico cruce entre El crisol (1996) y Las vírgenes suicidas (1999), la serie que estrena COSMO en España y que fue presentada en el último Festival de Berlín, se beneficia de una rigurosa fidelidad al libro de Joan Lindsay, aún mayor que la película de Peter Weir.
Las guionistas Alice Addison y Beatrix Christian describen a lo largo de seis episodios los complejos personajes de la novela, y aportan pistas sobre lo que les pudo ocurrir a las cuatro mujeres: huida, violación y asesinato… "Nos interesa el viaje emocional de las jóvenes y sobre todo su historia pasada, no la simple respuesta al misterio", argumentan. Pero la comparación "inevitable e intimidante", según las actrices, con la gran película de Peter Weir, no ha sido el único problema de esta lujosa producción de 20 millones de dólares.

hanging-cosmo

Lily Sullivan, una de las actrices más cotizadas del momento, reveló ciertos hechos casi paranormales: "Nadie estuvo cómodo en la grabación en Hanging Rock. Es un terreno sagrado para los aborígenes y parecía que sus dioses no nos querían allí. Todas nos pusimos enfermas, y una compañera estuvo varios días sin poder trabajar… incluso un técnico tenía que alejarse para vomitar casi cada hora". La leyenda se resiste a desaparecer.   

hanging-rock-peter-weir

La versión de Peter Weir de 1975
Se tituló Picnic en Hanging Rock, como la novela de Joan Lindsay
 –que no narra hechos reales, 
como se sigue creyendo, sino inventados por la autora–, y ha pasado la historia como una de las más originales muestras del cine fantástico. Ganadora del BAFTA (los Oscar británicos) a la Mejor Fotografía de Russell Boyd, que utilizó un velo de gasa delante de la cámara como 
truco embellecedor, la película 
y su estética han sido imitadas 
por decenas de producciones posteriores, como la española Bearn o la sala de muñecas (1983)de Jaime Chávarri. "Todo lo que vemos y lo que parecemos no es más que un sueño dentro de otro sueño", dice Miranda (Anne-Louise Lambert) citando un 
verso de Edgar Allan Poe. Las guionistas no la dejaron escapar 
y repiten la frase al principio 
de esta miniserie de COSMO.

natalie-dormer-juego-de-tronos
NATALIE DORMER

Mujeres luchadoras, astutas y con inquietudes. La carrera de la inglesa Natalie Dormer (Reading, 1982) es el sueño de muchas de sus compañeras, perjudicadas por una industria cinematográfica y televisiva casi siempre orientada por y para los hombres.

La actriz que ha encarnado a Ana Bolena en Los Tudor, Irene Adler en Elementary, Margaery Tyrell en Juego de tronos, Cressida en Los juegos del hambre y ahora, Mrs. Appleyard en El misterio de Hanging Rock, lo reconoce sin problemas: "Tengo suerte con mis papeles aunque son fruto de años de trabajo, pero no me olvido de las artistas en situaciones machistas o indignas de su talento… pero todo va a cambiar a partir de este año", declaró en la última gala de los BAFTA, refiriéndose al primer paso que han dado algunas actrices denunciando a los hombres que abusaron de ellas aprovechándose de su cargo.

La labor  que mencionaba en la entrevista empezó muy pronto, con La comedia de los errores, de Shakespeare, en 2005, en la Webber Douglas Academy of Dramatic Art de Londres, tras un frustrado intento de ingresar en Cambridge en la facultad de Historia,  y no ha parado. "Nunca hubo un plan B porque siempre quise ser actriz, aunque no me importaría trabajar de guionista o ¡profesora de yoga", ha declarado en referencia a su colaboración en el argumento de Entre sombras (2018) con su novio, el director Anthony Byrne, y a su actividad favorita después de la actuación.

La cinéfila que descolgó su póster de Blade Runner de su habitación para que se lo firmara Ridley Scott en su primer día de grabación de El consejero (2013), sabe que corre peligro de ser encasillada, gracias a su imponente belleza de origen noruego y al éxito de sus primeros papeles. "Sé que las productoras de Hanging Rock pensaron en mí para Mrs. Appleyard por mi currículum, pero no creo que sea tan previsible", argumenta pensando en su papel de ciega en el Londres actual de la mencionada Entre sombras, su última película hasta ahora.

natalie-dormer-los-tudor

Ana Bolena y la reina Margaery Tyrell
El peculiar mohín de Natalie Dormer ("Han llegado a decir que es un gesto de arrogancia pero es solo una sonrisa asimétrica que tengo de nacimiento", dice) empezó a ser admirado en Casanova (2005) y se consolidó en sus 21 episodios como Ana Bolena en Los Tudor (2007-8), al lado de Jonathan Rhys Meyers, donde ya luchó por mejorar su papel: "Siempre hablo con los directores sobre mis diálogos, creo que beneficia a todos". El mejor ejemplo es su Margaery Tyrell, de Juego de tronos (2012-16). En los libros de George R. R. Martin no 
es tan relevante. "Luché por ampliarlo… y gané".

natalie-dormer-juego-de-tronos-srie

Echa un vistazo al trailer:

 

Te puede interesar

Ver más articulos