Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Realiza en la cuarta edición de ‘Volando voy’ importantes cambios en cada destino

Jesús Calleja, de pueblo en pueblo en Cuatro

Además de emocionar a los vecinos, Jesús Calleja resuelve problemas reales de cada zona de España que visita con su helicóptero.

Maria José Andrés / Fotos: Pablo Cuadra
Imprimir

Volando voy

Construir un hotel para abejas, rehabilitar un cine antiguo, plantar un bosque de 2.000 árboles… Jesús Calleja ha vuelto con una misión que cumplir en Volando voy, y allá por donde sobrevuela con su helicóptero, todo cambia.

¿Cuál es el espíritu de esta entrega?
Siempre hay que sorprender y lo que nos emociona es la verdad. Y por eso implicamos a cada pueblo y a la comarca para resolver un problema real. Y la solución perdura en el tiempo. Antes ahondábamos en las historias personales, ahora son colectivas.

¿Cómo eliges los destinos?
Atendiendo a la actualidad, como  la despoblación rural. Soria tiene menos habitantes que el Ártico y nadie pone medidas para evitarlo. Es la provincia con la mayor concentración de castillos; el más grande de Europa, el de Gormaz, está allí y fue escenario de una boda. En Vigo, afectado por los incendios de 2017, hemos plantado un bosque con los chavales…

volando-voy

Estas misiones requieren una producción extraordinaria.
Claro, no se hacen con cuatro pesetas. Aportamos parte del dinero de la producción que debería ser para la empresa (Zanskar). Hay entregas en las que hemos fundido las ganancias. Y cuando no llega hablamos con los alcaldes y particulares, y todo el mundo aporta los recursos que tiene.

¿También la administración?
Hay voluntad pero no reaccionan hasta que no ven resultados. La Diputación de Palencia enarbola ahora la ruta del románico que hicimos en bicicleta como lo más importante para visitar y cuidar, y ha trascendido a Europa. Imagina lo orgullosos que nos sentimos.

calleja-boda

¿El aventurero Calleja ha dado paso a otro más tranquilo?
No, no he cambiado. Lejos de la cámara sigo haciendo lo que me gusta. He pasado las vacaciones escalando paredes, haciendo rutas de bicicleta a lo bestia… Es extraordinario que con 53 años mantenga esta motivación. Yo siempre sumo, nunca resto.

¿Has tenido que desprenderte de muchos prejuicios?
Siempre. Hay que quitárselos en todo momento. Para avanzar hay que tener la mente abierta. Antes era más radical y exagerado, aunque  sigo queriendo llevar mi cuerpo al límite, explorar mis capacidades y reivindicar que la edad no es ningún freno. Antes pensaba que esto no iba conmigo; cómo iba yo a entrevistar a famosos y a anónimos. Y ahora todo lo que hago deja un poso.  

jesus-calleja

¿Qué te parece El paisano?
Que haya otro programa dedicado a los pueblos, quiere decir que interesa al público. Nosotros empezamos hace cuatro años y hemos dado en el clavo. Encima Pablo [Chiapella] lo ha hecho genial, somos amigos y estoy esperando a que me dé el sí para participar en Planeta Calleja.

¿Participarás en el próximo Dakar?
Sí, sí, he dado un salto híper cualitativo porque voy a conducir uno de los mejores coches del mundo, y demostraré todo mi potencial, algo que no he hecho hasta ahora por falta de presupuesto. Es como pasar de segunda división a la Champions. 

 

Te puede interesar

Ver más articulos