Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

En breve publica su segunda novela, 'La química del odio'

Los 20 años de Carme Chaparro en informativos

Carme Chaparro, que conduce de lunes a viernes, a las 14.15, 'Noticias Cuatro', es una periodista comprometida que ha encontrado en la literatura su manera de evadirse de la realidad.

Maribel Escalona / Fotos: Gema Checa
Imprimir

Carme Chaparro

Ahora se asoma cada mediodía a la actualidad desde Cuatro. Pero Carme Chaparro empezó en televisión hace 20 años. Además, ganó el premio Primavera de novela 2017 con su debut literario No soy un monstruo, que Mediaset lo convertirá en serie, y este mes presenta su segunda novela, La química del odio.

Dos décadas… ¿Te consideras una pionera?
¡Qué va! Eso lo fueron las grandes periodistas que se sentaron por primera vez en un Telediario.

¿Cuánto ha cambiado la tele?
Mucho, ha sido brutal. Antes teníamos un solo 
televisor en casa 
y sin mando a distancia... Ahora se ve a la carta y hay un aparato en cada habitación. Lo que veíamos hace 20 años ahora te parece viejísimo.

Tienes 45 años. ¿Te pesa la edad más que a las que no aparecen en pantalla?
En Mediaset, si haces media entre las presentadoras, yo sería de las más jóvenes. Importa la profesionalidad, lo que transmites, no tu aspecto físico.

¿Es cierto que temiste ser despedida antes de cambiar a Cuatro?
Hija, es que me llamaron los superjefes [Juan Pedro Valentín y  Pedro Piqueras] a su despacho y me dijeron: "Cierra la puerta". Pensé que algo pasaba, y como soy una agonías, supuse lo peor. Luego me dio un subidón.

Acabas de recoger dos premios por tu lucha contra el machismo.
El feminismo no es lo opuesto al machismo, sino una reivindicación de la igualdad. Nosotras no podemos correr con una mochila de 20 kilos y con falda de tubo y tacones, mientras ellos visten ropa deportiva.

carme-chaparro

¿Alguna vez te han acosado en el trabajo?
No. He tenido mucha suerte, la verdad. Pero sí en mi vida personal, como a todas las mujeres, desde el exhibicionista hasta tener que soportar esas frases de pésimo gusto mal llamadas piropos. Si eres joven, pasas miedo, porque no tienes recursos ni educación feminista, pero sabiendo lo que sé ahora, hay que plantarles cara.

Publicas nuevo libro.
Sí. Estoy muy contenta. Volvemos a encontrarnos con la inspectora Ana Arén después de superar el shock… Ahora pasa a trabajar en Homicidios y se enfrenta al asesinato de una mujer española muy famosa.

¿Cómo concilias con dos hijas [Laila, de 6 años, y Emma, de 4]?
Mi marido [Bernabé Domínguez, operador de televisión] practica la igualdad. No nos entenderíamos si no fuera así.  Él pone más lavadoras que yo. Nos repartimos las tareas sin problemas.

¡Te declaras como una sufridora nata!
¡Es verdad que lo soy! Y 
al mismo tiempo, muy transparente, tanto que si gasto una broma, me pillan enseguida, y si juego al póker, revelo la mano que llevo. Me sale el alma por los ojos, como a mi hija Laia.

Has desvelado que padeces el síndrome de Ménière. ¿Cómo se manifiesta?
Es una enfermedad crónica del oído interno. Oigo un pitido constante; no sé lo que significa el silencio, y además me quedo sorda. Cada vez soporto peor el ruido y llegan a dolerme los oídos. Afortunadamente, ya no sufro vértigos.

 

Te puede interesar

Ver más articulos